¿Cómo funciona un sistema fotovoltaico?

solarenergyes • 15 September 2021
0 comments
0 likes

El elemento básico de un sistema es la célula fotovoltaica. Se trata de una célula fotoeléctrica cuyas especificaciones técnicas pueden variar cuando se expone a la luz. Los Paneles solares para casa están formados por un conjunto de células fotovoltaicas que transforman la luz solar que incide sobre ellos en corriente eléctrica.
Esta corriente eléctrica recogida por el circuito se canaliza a través de los cables eléctricos del panel y fluye hacia los demás componentes del sistema.
Hoy en día podemos encontrar 3 tipos de células con características diferentes según la estructura de silicio que la compone:

monocristalino;
policristalino;
amorfo.
 Tipos de sistemas fotovoltaicos
Los sistemas fotovoltaicos se dividen principalmente en dos grupos:

autónomo: no está conectado a una red de distribución. Utilizan la electricidad en el momento en que la producen o cuando la necesitan si están equipados con un acumulador de energía (baterías);
Conectado a la red: conectado a una red de distribución de electricidad existente (y gestionada por un tercero) y, a menudo, también al sistema eléctrico privado al que se va a dar servicio.
Un módulo fotovoltaico es un dispositivo que genera electricidad mediante el efecto fotovoltaico y puede hacer funcionar todos los dispositivos eléctricos. Por tanto, los módulos actúan como generadores de corriente.

¿Qué material elegir?
A la hora de instalar sistemas fotovoltaicos hay que elegir entre estos tipos. En caso de duda, diríjase siempre a los profesionales del sector, que podrán aconsejarle mejor; veamos qué materiales son:

Módulo monocristalino
El módulo monocristalino se obtiene a partir del procesamiento de lingotes de silicio extremadamente puros, en silicio monocristalino con átomos todos dispuestos en la misma dirección.
Las células fotovoltaicas monocristalinas se construyen con un solo cristal de silicio y la eficiencia del sistema varía en función de su pureza.
La potencia media de un módulo estándar, de 160 cm x 85 cm, es de unos 150-180 vatios, con un peso total inferior a 20 kg.
Los módulos monocristalinos están formados por decenas de células circulares u octogonales (de 10 a 12 cm de diámetro y 0,2 a 0,3 mm de grosor) de color azul oscuro o negro uniforme.

Módulo policristalino 
El módulo policristalino, en cambio, se obtiene mediante la fusión de pequeños cristales de silicio. El lingote se corta en finas láminas que forman las células fotovoltaicas. Este tipo de módulo está formado por decenas de células. La potencia media de un módulo estándar, de 160 cm x 85 cm, es de unos 150-180 vatios, con un peso total inferior a 20 kg. En los módulos policristalinos, la disposición aleatoria de los átomos de silicio da lugar a un color iridiscente.